Las mejores asesorías fiscales en Almería

beltran-asesores-asesoria-fiscal-almeria

Beltrán Asesores

120
Precio desde
de-la-rosa-asociados-asesoria-fiscal-almeria

De la Rosa Asociados

110
Precio desde
atenea-asesores-asesoria-fiscal-almeria

Atenea Asesores

120
Precio desde
asesoria-antonio-perez-asesoria-fiscal-almeria

Asesoria Antonio Pérez

130
Precio desde
assemsa-asesores-asesoria-fiscal-almeria

Assemsa Asesores

150
Precio desde
asesoria-rojas-gomez-asesoria-fiscal-almeria

Asesoria Rojas y Gómez

160
Precio desde

Cuadro comparativo de las mejores gestorías fiscales de Almería

  • Antigüedad
  • Nº trabajadores
  • Gestión integral
  • Responsabilidad
  • Jurídico
  • Contable
  • Laboral
  • Internacional
  • Asesor exclusivo
  • Precio autónomos
  • Beltrán Asesores

  • 120

    Desde

  • 23 años
  • 11-50
  • Estándar
  • 50 €
  • De la Rosa A.

  • 130

    Desde

  • 19 años
  • 1-10
  • Estándar
  • 70 €
  • Atenea Asesores

  • 110

    Desde

  • 10 años
  • 1-10
  • Estándar
  • 75 €
  • Asesoría A- Pérez

  • 150

    Desde

  • 25 años
  • 11-50
  • Estándar
  • 120 €
  • Assemsa Asesores

  • 100

    Desde

  • 29 años
  • 11-50
  • Estándar
  • 50 €
  • Rojas y Gómez

  • 100

    Desde

  • 19 años
  • 1-10
  • Estándar
  • 60 €

Las mejores asesorías fiscales de Almería comparadas una a una

Opinión Beltrán Asesores

Lo mejor

Asesoría fiscal con tradición y gran dimensión.

Lo peor

No ofrece cobertura para operaciones internacionales.

Más información

Esta gestoría fiscal cuya fecha de constitución se remonta al 13/04/1994, en Almería, se encuentra ubicada en la avenida Federico García Lorca 17. Su teléfono de contacto 950 25 90 55. Ofrece asesoría fiscal, de seguros, sucesiones, contables y en el área laboral.

Ya, con más de 22 años, tiene como norte el trabajo en equipo como estrategia para posicionarse como empresa que ha estado inmersa en un proceso de mejora continua, para satisfacer las necesidades de sus clientes. Cuenta con profesionales altamente cualificados y es una de las gestorías  fiscales más grandes de Almería, tanto en términos de plantilla de personal, como en el número de clientes y facturación.

Su visión es consolidarse como marca reconocida en el área por su calidad y la efectividad con que brinda sus servicios. Posee dos centros documentales y facilita intercambio de documentos con clientes y colaboradores.

Actualmente, ha implantado un sistema de calidad certificado por AENOR, ha trabajado e invertido en la utilización de nuevas tecnologías para mejorar la asesoría a sus clientes.

Opinión Asesoria Antonio Pérez

Lo mejor

Gestoría con trayectoria y fiable para el cliente.

Lo peor

Precios algo elevados, especialmente para autónomos y particulares.

Más información

Asesoría orientada a las áreas contable, laboral,  jurídico y fiscal, con más de 24 años de experiencia, cuenta con un equipo profesional de alta calidad y cualificación. Se encuentra ubicada en C/ Minero, n° 2. 04001, con teléfono 950 244 027. 

Al mismo tiempo, ha ampliado sus oficinas haciendo inversiones con la finalidad de mejorar la prestación de sus servicios.

Desde el año 2008 y hasta los actuales momentos, se ha incorporado al grupo asesor ADADE, para ampliar su cobertura de actuación, tanto en el terreno nacional, como internacional. En éste último cuenta con clientes en Portugal y Sudamérica.

Opinión De la Rosa Asociados

Lo mejor

Servicio completo de asesoría integral.

Lo peor

Se echa en falta servicios añadidos como el asesor exclusivo para el cliente.

Más información

Esta asesoría fiscal ha concentrado su misión en la prestación de servicios de asesoría y gestoría fiscal; así también, en áreas afines como asesoría contable, auditoría, sucesiones y laboral.

Se encuentra ubicado en el Paseo Almería, 53, 04001 y su teléfono de contacto es 950 62 12 67. Desde su conformación se ha promocionado como gestoría experta en planificación fiscal y tramitación de herencias.

Su personal se encuentra integrado por especialistas en economía, profesores mercantiles y auditores, quienes brindan una asesoría integral a sus clientes, empresas, particulares y autónomos.

Entre sus valores está la prestación de servicios profesionales, dirigidos a la pequeña, mediana empresa, autónomos y profesionales, bajo criterios de rapidez en la gestión diaria del cliente.

Opinión Assemsa Asesores

Lo mejor

Precios muy ajustados para todos los perfiles de clientes.

Lo peor

No se encuentran extras como el asesor de cuenta.

Más información

Funciona como gestoría fiscal desde hace ya más de 29 años. Se ha dedicado a la prestación de servicios vinculados con la asesoría fiscal, mercantil, jurídica, laboral y contable.

Cuenta con una página web (http://www.assemsa.com/), con la finalidad de ampliar su cobertura publicitaria y de atención a preguntas frecuentes de los clientes.

Su fecha de constitución data del año 1988 y desde entonces se ha guiado por valores como confianza, eficacia y profesionalidad.

Actualmente, dispone de un equipo de profesionales, quienes prestan un servicio individualizado, para atender las necesidades de los clientes, bajo condiciones de calidad.

Opinión Atenea Asesores

Lo mejor

Precio competitivo, especialmente para sociedades.

Lo peor

Únicamente dedicados al aspecto fiscal, sin ofrecer otros servicios que algunos clientes pueden necesitar.

Más información

Dedicada a brindar un servicio de asesoría fiscal, desde su conformación ha reconocido como valores esenciales de su gestión la facilidad, sencillez, transparencia y economía en los servicios de asesoría contable, laboral y fiscal.

Está constituida por un equipo de asesores fiscales profesionales, encargados de asistir a clientes nacionales e internacionales, tomando en cuenta sus necesidades, bajo una visión de conjunto.

Como una de las firma líder en el mercado, se ha focalizado su atención en la calidad que se debe brindar a su clientela. Para ello, ha incorporado la tecnología como parte integrante del trabajo que llevan a cabo los asesores, con garantía y agilidad.

Sus consultores son graduados en psicología, economía, abogado, así como especialistas en áreas sociales, todos con alto nivel de cualificación.

Se localiza en calle Murcia, 79,  3°, Almería y su número de contacto telefónico 696 43 53 00.

Opinión Asesoría Rojas y Gómez

Lo mejor

Buenos precios y gran presencia online.

Lo peor

Limita sus servicios exclusivamente al asesoramiento integral.

Más información

Desde hace más de 18 años, se ha dedicado al campo de la gestoría y la asesoría contable, laboral, fiscal, constitución de empresas. Se encuentra localizada en la calle Cano, 85, portal 1, escalera 2, 3° B, 04009, Almería, con teléfono de contacto 950 272 269.

Igualmente, ofrece consultoría en prevención de riesgos laborales, seguros, Ley de Protección de Datos. Sin embargo, su actividad principal se centra en la asesoría fiscal, donde estudian y elaboran las declaraciones trimestrales y anuales para el pago de impuestos.

Dentro de sus valores destacan la agilidad en la prestación de sus servicios, prontitud y asistencia para la reducción de la incertidumbre y facilitar al cliente el proceso de toma de decisiones.

Dispone de un blog para apoyar el proceso de información y asistencia a los clientes.

¿Qué debes tener en cuenta al elegir una asesoría fiscal en Almería?

¿Es mejor elegir una gestoría fiscal de más antigüedad?

La asesoría fiscal es un tipo de servicio de gestión integral, dirigida a facilitar el cumplimiento de las obligaciones que poseen las empresas, autónomos y personas ante la administración pública. 

En este orden de ideas, es pertinente la contratación de aquellas gestorías fiscales que reúnan los requisitos del cliente. Dentro de ellos, para muchos será importante la antigüedad y experiencia en el área. Para otros, sin embargo, la atención y dedicación para satisfacer las necesidades de quienes hacen uso de sus servicios.

En este sentido, aquellas asesorías fiscales más antiguas disponen de experiencia profesional, están conformadas por un equipo de trabajo cualificado y que, por años, se han dedicado a este campo.

Por otro lado, en el caso de aquellas de reciente incursión en el mercado, se interesan por captar nuevos clientes, por lo que es muy probable que les ofrezcan un extra de dedicación para que éste vea satisfechos sus requerimientos.

Sin embargo, en ambos casos, la calidad del servicio viene a marcar la pauta de actuación de aquellos que hoy requieren de una asesoría en el campo de la gestoría fiscal. Así, sea antigua o reciente, la asesoría fiscal debe cumplir con las demandas de quienes utilizan estos servicios.

¿Es la mejor opción siempre escoger la asesoría fiscal más económica?

En gestoría y asesoría fiscal, los clientes, además de considerar aspectos como la experiencia, antigüedad y calidad, también asumen el coste como referente al momento de tomar decisiones en cuanto a la mejor asesoría fiscal.

En este sentido, hay empresas que cobran por servicios puntuales, otros por las declaraciones que se deben realizar mensual o trimestralmente, así como por la cantidad de facturación, según sea el caso para cada cliente.

Además, dentro de los costes, hay gestorías fiscales que cobran según la cantidad de cálculos que deben hacer o el volumen de facturas que deben procesar durante el periodo fiscal, aunado al tiempo que van a invertir en la asesoría y gestión fiscal a desarrollar. De igual modo, cabe considerar que tales servicios y sus precios dependerán del renombre que pueda tener la organización, su ubicación geográfica, trayectoria, entre otros.

Contar con una gestoría fiscal más económica puede resultar en una baja en la calidad del servicio, pues la misma puede quedar limitada a la declaración del IVA o cualquier otro trámite, pero sin garantizar una gestión fiscal efectiva. No se trata tanto de una cuestión exclusiva de calidad de nuestro asesoramiento fiscal, sino de la cobertura de servicios que recibiríamos por parte de la asesoría fiscal. 

En el caso de aquellos servicios de mayor precio, el cliente puede verse beneficiado en lo que respecta al ofrecimiento de conocimientos a tiempo completo, en cuanto al papeleo a realizar,  disposición para responder algunas dudas de los clientes, entre otros.

Por tanto, muchas veces, este valor agregado de la gestoría fiscal tiende a elevar el precio y la satisfacción de la clientela, pues ayuda a que éste se sienta despreocupado y el pago a efectuar en dinero sea visto como una inversión, además que es un gasto deducible.

En tal sentido, tomar decisiones en relación al precio de la mejor asesoría fiscal para la empresa o negocio puede responder a la disposición de desligarse por completo de cualquier tipo de gestoría, ahorrando tiempo, esfuerzo y entregando el trabajo a aquellos que con calidad, experiencia, rapidez y eficiencia brindan este tipo de servicios.

¿Qué servicios básicos debe cubrir una gestoría fiscal?

La mejor asesoría fiscal también puede ser considerada atendiendo al tipo de servicios que ofrece y la cantidad de trámites que debe efectuar el gestor fiscal durante un periodo determinado. En relación con ello, conviene hablar de los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre el valor añadido (IVA): es un tipo de impuestos que representa la base del sistema español de imposición indirecta. Recae sobre el consumo, como expresión de la capacidad económica susceptible de gravamen, siendo el consumidor quien soporta el impuesto, aún cuando son los profesionales y los empresarios los responsables de ingresar a la administración pública las cuotas del impuesto.
  • Impuesto de sociedades: definido como un tipo de impuesto de carácter personal y directo, el cual grava la obtención de renta por parte de aquellas sociedades y entidades de tipo jurídico, localizadas en territorio español, sean ellas fundaciones, asociaciones, entre otras, se estructura en torno a la contabilidad y la determinación del resultado contable de la sociedad, lo cual es el punto de inicio para determinar la base imponible y de la cuantía a pagar por mes.  
  • Retenciones: éstas son la parte del ingreso que posee una empresa, persona o autónomo, que son retenidas como parte de pago de impuestos. Normalmente, corresponde a un porcentaje del ingreso. 
  • Trámites de Hacienda: son todos aquellos pasos o procedimientos que se deben cubrir para efectos de solventar asuntos de índole tributaria ante el organismo de la administración pública.

En este orden de ideas, los procedimientos precedentes, son gestionados por empresas, cuyos precios por asesoría variarán según la cantidad de trámites a efectuar, tiempo y duración de la gestión fiscal.

De igual modo, algunos de los trámites mencionados contemplan menor o mayor complejidad, lo que también puede incidir en el precio del servicio ofrecido por la gestoría fiscal de Almería que se acabe contratando.

Con todo ello, un cliente debe estar consciente en torno a los precios que tiene cada empresa y elegir aquella que se adapte a sus requerimientos y a su economía, sin menoscabar la calidad del servicio.

¿Mejor una asesoría fiscal especializada en impuestos o que pueda hacerme de todo?

En la actualidad, muchas son los negocios que requieren gestores fiscales especializados. Por tanto, se ven en la obligación de contratar a otras empresas de gestoría y asesoría fiscal, en la búsqueda de las mejores oportunidades para satisfacer sus demandas de contar con la asistencia pertinente, según los trámites que desea realizar.

Así pues, aunque algunas empresas puedan contar con especialistas en esta área dentro de su personal, no es menos cierto e importante contar, en algunos casos, con un especialista externo, normalmente de una gestoría fiscal. En otros casos, cuando no se dispone del personal, muchos clientes buscan el apoyo de asesores, consultores y gestores fiscales, para que lleven a cabo todo lo concerniente a los procesos fiscales propios de la actividad económica a la cual se dedica.

Ambas posibilidades son válidas para aquellos que desean sentirse cómodos y despreocupados ante la necesidad de llevar a cabo trámites fiscales de cualquier orden.

¿Qué responsabilidades debe asumir una asesoría fiscal por una mala gestión?

Como ya se ha dicho, la asesoría fiscal es un tipo de asistencia especializada, dirigida a satisfacer las necesidades de los clientes en cuanto a los procedimientos fiscales se refieren. 

Una práctica inadecuada en este aspecto ocasiona responsabilidades para quien ejerce las funciones de asesor o de gestor fiscal, pues, a pesar de no existir una legislación que regule dicha actividad, su práctica está regida por un Código de Ética que norma su desempeño.

En el caso de España, ha habido un avance significativo en lo que a regulación se refiere para establecer las responsabilidades de una mala gestión por parte de la asesoría fiscal. Bajo esta dirección, se han decretado leyes y se han hecho reformas para potenciar las labores de gestión, liquidación y recaudación de los tributos correspondientes a los distintos tipos de contribuyentes, haciendo imposición de diversas obligaciones colaborativas para mejorar la gestión fiscal.

Dichas regulaciones o normativas pretenden evitar la mala asesoría fiscal y definir las responsabilidades para cada caso. Muchas de las disposiciones tributarias suelen ser incomprensibles, tanto para el contribuyente medio, como para los representantes de la empresa, medianamente informada. Así, la jurisprudencia no obliga al ciudadano común a poseer conocimiento sobre las leyes y el ordenamiento jurídico en materia tributaria, lo cual lo exime de cierta responsabilidad y culpabilidad.

No obstante, la necesidad de cumplir con las obligaciones formales y evitar sanciones de cualquier tipo, ante el entramado de obligaciones tributarias, conduce a la contratación de expertos, responsables de la asistencia al cliente, de su asesoramiento, de la gestión que debe llevar a cabo, incluso, lo representará en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, lo que da lugar a la figura de la asesoría fiscal. Es importante reseñar que quienes cumplen funciones de asesoría tributaria son responsables solidarios cuando colaboran de manera activa o son causantes de algún tipo de infracción; así serán responsables solidarios de la sanción impuesta.

En este orden de ideas, cuando hay dolo o intencionalidad de efectuar la conducta, existe también responsabilidad comisiva, aún cuando también puede presentarse la responsabilidad por imprudencia.  Por ello, es pertinente señalar que cuando el asesor fiscal solo aconseja al cliente con su conocimiento especializado, sea de forma pasiva, a través de la información que le suministra al cliente sobre las obligaciones tributarias derivadas del hecho imponible o de manera activa, cuando ofrece consejos de planificación fiscal  antes de que los hechos imponibles se produzcan.

En consecuencia, el asesor como representante del cliente, pudiendo sustituirlos voluntariamente  en ciertos actos, su responsabilidad será mayor a la anterior. Por tanto, la pregunta a responder es si todos tienen la misma responsabilidad. EN esta línea, serán también todos quienes reciban una única sanción o cada coautor deberá recibir su propia sanción, según la determinación del grado de responsabilidad.

En la actualidad, se considera imputable al asesor fiscal la responsabilidad de las infracciones tributarias realizadas por su cliente, quien solo fue el responsable de entregar los datos a su asesor, pero es éste último quien comete la infracción.

En efecto, es a él a quien se le atribuye la responsabilidad, sobre todo cuando el cliente demuestra su desconocimiento del fraude tributario. Son estas las razones que justifican la búsqueda de una asesoría fiscal de reconocida trayectoria, antigüedad y reconocimiento social, o en su defecto, aquellas de reciente incorporación en el campo de las asesorías fiscales, que demuestran seriedad, responsabilidad, eficiencia y eficacia en la prestación del servicio; todo ello con la finalidad de  escoger la que mejor asesoría fiscal brinde al cliente.

A su vez, las empresas deberán dedicarse a promover servicios que vayan a la vanguardia de los cambios legales, normativos, administrativos, tributarios y tecnológicos, para adecuar los servicios a las demandas cambiantes y a las exigencias de una clientela ávida de servicios de calidad.