El Impuesto sobre Actividades Económicas

By 28 febrero, 2020Asesoria-fiscal

Todas las personas que realicen una actividad económica en España deberán tributar el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Se trata de un impuesto administrado principalmente por los ayuntamientos de manera local. Sin embargo, este puede servir como base para que el Estado cobre otros impuestos como el IVA y el IRPF.

Como norma general, este impuesto tiene carácter impositivo de un año de vigencia. La única excepción es al inicio de actividades, puesto que se empezará a contar a partir de la fecha en que te das de alta hasta el fin de año civil. 

Ahora bien, el IAE se determina en base al epígrafe que elijas al llenar el modelo 036 o 037. Estos epígrafes hacen referencia a diferentes actividades económicas. Sin embargo, pueden englobarse en tres principales categorías.

Actividades empresariales del IAE 

La característica principal de las actividades empresariales es que debe existir una infraestructura en torno al desarrollo de dicha actividad. Un ejemplo de esto son las actividades comerciales minoristas, tratamiento de captación de agua así como la fabricación de hielo, extracción y preparación de minerales metálicos, industria textil y el servicio de hospedaje, entre otros.

En este caso, quienes se han dado de alta en alguna actividad empresarial no realizarán retención del Impuesto sobre la Renta de Actividades Profesionales o IRPF.

Actividades profesionales del IAE 

Este tipo de actividades normalmente son desarrolladas por una persona de manera individual, sin una infraestructura organizativa.

Algunos ejemplos son las actividades individuales realizadas por doctores y licenciados en ciencias biológicas y en ciencias químicas, ingenieros aeronáuticos y navales, ingenieros industriales y textiles, arquitectos técnicos e ingenieros técnicos en construcción, técnicos en hostelería y profesionales de derecho, entre otros.

En este caso, si te has dado de alta en actividades profesionales, deberás realizar la retención y declaración del IRPF.

Actividades artísticas del IAE 

En este caso, como su nombre lo indica, se deben dar de alta todos aquellos que realizarán actividades de tipo artístico. Pueden ser actividades relacionadas con el cine, el teatro y eventos taurinos. También incluye las actividades relacionadas con la música y los deportes. 

Este último aspecto de actividades es más definido y por lo tanto está menos propenso a cometer errores en cuanto a registrar una actividad que no sea artística en este epígrafe. 

Actividades profesionales o empresariales, cuál debes elegir

Algunas actividades empresariales y profesionales pudieran ser similares. Debes tener cuidado de no cometer ningún error al registrarte, puesto que esto podría acarrearte algunas sanciones. De hecho, la normativa vigente contempla una sanción de 250 € en caso de cometer un error de registro del epígrafe correspondiente y si es corregido sin un requerimiento. Esta sanción será mayor sí Hacienda ha tenido qué requerir la corrección del error. Y será aún mayor en caso que no se corrija pese a que se ha enviado un requerimiento.

Ahora bien con el fin de evitar estos errores debes tomar en cuenta que Hacienda se ha pronunciado en cuanto a el vacío existente para poder registrar algunas actividades electrónicas. Por eso el comercio electrónico debe registrarse en base a la actividad natural que se realiza.

Leave a Reply