Cómo puede ayudarte una asesoría fiscal

By 6 octubre, 2020Asesoria-fiscal

Si se es empresario, autónomo o parte de una sociedad, seguramente tengas tareas importantes para desarrollar en tu trabajo y el tiempo forme parte de uno de los bienes más preciados con los que cuentas. Para evitar desviar las atenciones de tu tarea principal, la contratación de una asesoría fiscal es principal.

Recordamos que el trabajo de un asesor fiscal es preventivo, y se encarga ahorrar el máximo dinero posible, siempre dentro de la legalidad y el marco jurídico que tengamos. Es decir, contando con él optimizamos la rentabilidad del negocio a la vez que estamos al corriente de todos los impuestos que nos correspondan.

La asesoría legal es un campo que cuenta con muchos profesionales. Por ello, el contar con un asesor fiscal en el que puedas confiar y sea profesional. El asesor nos orientará en la gestión, tramitación y comunicación con la Agencia Tributaria (que no es tarea fácil como ya sabemos), así evitaremos tener en un futuro problemas con Hacienda. Podríamos decir que la principal causa es la sensación de seguridad que genera el contar con él, ya que se trata de alguien al que podemos recurrir siempre que se nos generen cuestiones del ámbito tributario y éste tiene todos los conocimientos y experiencia en resolverlos.

Al contar con todos los conocimientos y experiencias necesarios, el asesor nos avisará en cada momento qué es lo que más nos conviene, qué normativa debemos seguir o, incluso, de que ayudas podemos beneficiarnos, ya que se encargará de hacer un estudio detallado de las características con las que cuenta la empresa o usted (en caso de ser autónomo).

Como ya hemos comentado, es importante destacar que de esta manera evitaremos ser sancionados por Hacienda. Es decir, el completar un informe es sencillo pero hay pequeños fallos que pueden hacer que todo cambie, y al presentarse así conlleva sanciones.

Incluso si nos realizan una inspección de Hacienda (cosa que siempre causa miedo aun sabiendo que todo está en regla), el asesor fiscal nos ayudará preparando toda la documentación que necesite y requiera el inspector. De este modo, no caeremos en nerviosismos y lo tendremos todo bajo control en todo momento.

Otro punto importante, es que siempre ahorrarás en el pago de tus impuestos ya que al ser profesionales en la materia y tener unos conocimientos muy avanzados, podrían aplicarte deducciones que no sabías que eran posibles, y todo de manera legal al conocer la ley en profundidad.

El asesor es alguien que conoce el sector de la empresa en profundidad, y es por ello que también es capaz de detectar nuevas oportunidades en su negocio según el momento en el que se encuentre y concretar planes de acción.

Y finalmente, una de las funciones más importantes de los asesores fiscales es auditar cuentas e informes pasados y ver si todo está bien. En el caso de que no fuese así, este realizaría un plan fiscal de normalización y de esta manera solventar los errores que se cometieron sin él.

Leave a Reply