Skip to main content

Diferencias entre asesoría y gestoría

By 14 julio, 2021julio 30th, 2021Asesoria-fiscal

Los conceptos de asesoría y gestoría están muy relacionados entre sí y, al mismo tiempo, son claramente distintos. Por eso, en el momento que se requieren los servicios de especialistas en el ámbito fiscal surge la disyuntiva de a quiénes debemos acudir.

En vista de la importancia que tiene el cumplimento de las obligaciones fiscales, a continuación veremos las características más relevantes de la gestión y la asesoría. Así, podrás decidir con mayor certeza cuál es más conveniente para ti y tu empresa.

Asesoría fiscal y Gestoría: ¿en qué son similares?

Dicho en términos sencillos, los asesores y los gestores tienen como premisa asegurarse que sus clientes cumplan con sus obligaciones fiscales. Para lograrlo, es fundamental que conozcan a plenitud la normativa vigente.  Por eso, tanto las Asesoras como las Gestorías deben ser atendidas por profesionales acreditados. En vista que están implicados procedimientos basados en el Derecho Fiscal, invariablemente es preferible que sus titulares sean abogados especializados en esta rama del Derecho.

La importancia de sus servicios radica en las consecuencias negativas que conlleva el incumplimiento de las obligaciones fiscales. En primera instancia, en caso de omitir algún pago o declaración, las autoridades tributarias lo interpretarán como evasión fiscal. Aunque es posible demostrar que las omisión se debió a falta de conocimiento de los requerimiento tributarios aplicables, su tramitación implicará un gasto adicional. Además, solo se puede acceder a este derecho en limitadas ocasiones, por lo que es mejor evitar utilizar innecesariamente este recurso.

Por otro lado, existen estímulos fiscales que benefician a los contribuyentes. Los gestores y asesores fiscales se encargan de recomendar a sus clientes el procedimiento adecuado para que se beneficien de ellos.

Diferencias de la Asesoría y la Gestoría

La diferencia básica entre ambas se relaciona principalmente con el alcance de sus servicios. La asesoría, como su nombre lo indica, consiste en asesorar sobre el mejor proceder. Por otro lado, la gestoría consiste en realizar todos los trámites y gestiones necesarias para el cumplimento fiscal.

Entonces, ¿qué servicio es el más conveniente? Como es lógico, dejar todos los asuntos en manos de profesionales representa dedicar menos tiempo y esfuerzo para cumplir con las obligaciones fiscales aplicables. Pero también se traduce en un gasto adicional. De hecho, si todos los documentos están al corriente, quizá sea un gasto innecesario contratar a una Gestoría. En la mayoría de las casos, lo ideal será contar con los servicios de un despacho de abogados que ofrezca servicios de asesoría.

En cualquier caso, es preferible que la asesoría o gestión fiscal sea provista por especialistas que estén familiarizados con las normativas de la Provincia donde se ubica su cliente. Por ejemplo, las empresas ubicadas en Zaragoza, deberán buscar la asesoría fiscal en Zaragoza.

Cabe destacar que las funciones de un asesor fiscal normalmente están diseñadas para abarcar las obligaciones tributarias de sus clientes. A este respecto, destacan los servicios de Sola Ramón Abogados, pues son especialistas en derecho fiscal-tributario. Sin importar que sus clientes sean particulares o empresas, cuentan con esquemas eficaces para cada caso. Al contratar sus servicios, no tendrás de qué preocuparte en materia fiscal.