Requisitos para reducir los gastos de dieta y alojamientos para autónomos

Actualmente es posible deducir algunos gastos relacionados con la dieta y alojamiento en tu declaración del IRPF. Esto es una de las novedades que hace poco tiempo fueron incluidas en la legislación tributaria vigente.

 Sin embargo, al igual que sucede con otras disposiciones, es necesario que cumplas con ciertos requisitos para que puedas acceder a este beneficio. 

Requisitos para deducir los gastos de dieta y alojamiento

El primero de ellos es que tienes que ser un autónomo que esté tributando en estimación directa. Esto se deduce por el hecho que el artículo que regula estos asuntos siempre habla de los autónomos que están tributando en estimación directa, por lo que se sobreentiende que este es el régimen en el que deben tributar quienes se beneficien de esta disposición.

El segundo requisito es que el gasto a deducir debe estar directamente relacionado con la actividad económica realizada. Debido a las dificultades que conlleva demostrar que el gasto se realizó directamente como parte de la actividad laboral, siempre deberás buscar maneras de comprobarle a Hacienda que ese gasto no fue personal. Una forma de lograr esto es mediante la comunicación electrónica que comprueba que en esa fecha tuviste una reunión de trabajo con tus clientes. 

El tercer requisito es el lugar y la forma en la que realizas el gasto. Para que tus gastos de dieta sean válidos debe realizarse la consumición en establecimientos de restauración. Esto significa que para que sea válido el gasto y puedas deducirlo deberás consumir en un restaurante que cumpla con todos los requisitos exigidos por la ley.

El cuarto requisito se relaciona con la forma de efectuar el pago, pues debes realizar todos los pagos con medios electrónicos. Esto significa que en ningún caso será válido el pago en efectivo. Por lo tanto, podrás deducir el gasto si pagas con tarjeta transferencia o cualquier otro método de dinero electrónico.

El quinto requisito es que debes tener un comprobante impreso de la transacción, aunque el pago se haya hecho en electrónico. Sin embargo, a diferencia de otros gastos deducibles, en este caso no es necesario que tengas la factura, pues bastará con que te expidan un ticket para realizar la deducción del IRPF. La razón por la que se permiten los tickets es que actualmente se les considera como una factura simple y aunque no contienen tus datos fiscales puedes comprobar que tú realizaste el pago puesto que debes tener el comprobante de la transacción electrónica. Adicionalmente, el ticket deberá incluir todos los datos fiscales del establecimiento.

Ahora bien, siempre debes recordar que el impuesto que te está permitido deducir de los gastos del desarrollo de la actividad laboral es el IRPF. Pero no te está permitido presentar el IVA para deducción por concepto de dieta y alojamiento. Por esta razón, cuando presentes tu declaración fiscal del IRPF, deberás incluir la información del IVA no sujeto, para indicar claramente que no lo estás incluyendo para deducción.

Tomando en cuenta cada uno de estos aspectos podrás realizar con éxito la deducción del IRPF de los gastos de dieta y alojamiento de tus actividades laborales.

Leave a Reply