Tipos de subvenciones para autónomos

By 31 enero, 2020Asesoria-fiscal

Con el fin de incentivar la integración al mercado laboral, los autónomos pueden acceder a programas de ayudas y subvenciones. Esto permite que la actividad laboral autónoma sea más accesible y rentable para quienes desean iniciarse en este ámbito.

Dentro de las ayudas disponibles para los autónomos las más comunes son las bonificaciones, muchas de ellas relacionadas con la contratación de trabajadores. En este artículo veremos algunas de estas ayudas y bonificaciones. Pero primero empecemos hablando de la subvención.

Qué es la subvención Y cómo la consigo

Dicho en términos sencillos se trata de una cantidad económica que se recibe del estado o de una organización oficial con el fín de iniciar un negocio, o para obras de mantenimiento.

Existen diferentes tipos de subvenciones. La más destacada y atractiva es la suspensión de fondo perdido, que no exige su devolución si se puede comprobar el destino final de los fondos. Debido a estas características, son las más difíciles de conseguir.

También está la capitalización por desempleo, que es una forma de recibir dicha subvención en un solo pago, lo que permite contar con el capital necesario para la puesta en marcha del negocio o la actividad profesional autónoma.

Por otro lado, está la financiación bonificada que, como su nombre lo indica, consiste en obtener una bonificación de los intereses del crédito concedido. Dependiendo la comunidad autónoma a la que pertenezcas existirán diferentes programas vigentes. En esta misma línea de ideas se encuentra la financiación sin aval que permite acceder a créditos sin la necesidad de adquirir una deuda que requiera avales, como por ejemplo microcréditos o las llamadas líneas de crédito para emprendedores.

También existen las subvenciones dirigidas a ciertos sectores, dependiendo la Comunidad Autónoma a la que  pertenezcas (turismo, agricultura, etc.) En este mismo sentido, podrías también acceder a la subvención dirigida a la creación de empleos.

Además de todas estas ayudas, también puedes acceder a subvenciones en caso de que seas mujer y quieras Iniciar una actividad laboral autónoma.

Ayudas para la creación de empleos.

La mayoría de ayudas en este sentido provienen de bonificaciones concedidas como resultado de la creación de empleo, por medio de realizar contrataciones. Por ejemplo, en caso que sea la primera vez que te das de alta como autónomo, puedes acceder a la tarifa plana con la que sólo tendrás que pagar 50 € mensuales durante el primer año. 

Adicionalmente puedes acceder a otro tipo de bonificaciones, por ejemplo, mediante la contratación de personas discapacitadas, hombres de hasta 30 años y mujeres de hasta 35 años. Igualmente existen algunos programas destinados a promover la primera contratación indefinida de un trabajador o de aquellos que tienen dificultades para incorporarse al mercado laboral.

Otra forma de obtener bonificaciones es mediante el programa de ayuda a iniciativas locales de empleo. Esta contiene 5 tipos diferentes de ayudas: contratación de desempleados, contratación de expertos cualificados, ayuda financiera, apoyo a la función gerencial e incorporación de socios en cooperativas y sociedades.

En vista de todo lo que acabamos de analizar, puedes notar que existen varias opciones de subvenciones y bonificaciones disponibles para iniciar la actividad laboral autónoma.

Leave a Reply