¿Qué hay que tener en cuenta para darse de alta como autónomo?

By 27 diciembre, 2019enero 9th, 2020Asesoria-fiscal

Para que puedas ser autónomo es necesario que consideres varios factores. En primer lugar debes estar seguro de la viabilidad de tu negocio o de la profesión que desempeñarás. Esto significa que debes tener una idea bastante clara del tipo de negocio que estarás desarrollando, así como de los elementos necesarios para asegurar el éxito. 

Con este fin, es importante que te asegures de la existencia de un mercado laboral para la profesión que deseas desempeñar. Pero igual de importante es que cuentes con las habilidades necesarias para desarrollar la actividad en cuestión.

Viabilidad de la actividad laboral Autónoma

Con el fin de asegurar la viabilidad de la actividad que planeas realizar, deberás seguir ciertos pasos específicos. Aunque es cierto que ningún plan puede garantizarte plenamente que tendrás éxito, lo cierto es que contribuye a lograrlo. Por esta razón, es sumamente importante que cuentes con un plan laboral definido.

Si ya tienes una idea básica de la actividad laboral autónoma que deseas realizar, podrás encontrar ideas adicionales en los modelos de negocio de éxito en internet. Igualmente puedes considerar opciones adicionales, como pertenecer a una franquicia o recibir por traspaso un negocio ya establecido. Esto te daría un grado mayor de certidumbre sobre la viabilidad del modelo de negocio en cuestión.

Por otro lado, es importante que consideres la posibilidad de realizar un estudio de Mercado low cost para el área geográfica del modelo de negocio que estarás realizando. Esto te permitirá valorar el tipo y la cantidad de competencia laboral que tendrás. Con esto en mente podrás dirigir tus esfuerzos de marketing a tus clientes potenciales, aumentando la productividad de tu negocio.

Adicionalmente debes considerar que probablemente las cosas no marchen como habías planeado. Por esta razón, debes saber qué opciones tienes en caso que los ingresos sean bajos o en el peor de los escenarios, que estés en números rojos.

Por otro lado, puedes considerar la opción de crear una sociedad para establecer tu actividad laboral autónoma sin que ello signifique perder el concepto de la autonomía. De hecho, existen algunas formas de sociedades que pueden constituirse con la existencia de un solo socio. Esto, por supuesto, le daría mayor certeza legal a los clientes y también a los posibles financiadores.

Y en el mismo orden de ideas, debes tener bien claras las posibilidades de financiación que tienes a tu alcance. Aunque por el momento parezcas tener la liquidez para acudir a fuentes financieras en busca de préstamos, es preferible que primero te plantees la posibilidad de financiar tu proyecto con recursos propios, hasta el grado posible, y sólo en caso necesario acudir a las instituciones de financiación externa.

Ya que tengas bien definida la viabilidad de de la actividad laboral Autónomra que realizarás, deberás darte de alta en Hacienda y en la Seguridad Social. Como resultado de esto, tienes que ser consciente de las obligaciones futuras que estás adquiriendo.

Una ventaja de la legislación actual es que te permite darte de alta y de baja tres veces por año. De esta manera, si durante ciertos períodos no te es posible realizar tu actividad laboral como autónomo, podrás darte de baja para evitar realizar pagos innecesarios. A continuación te explicamos brevemente qué debes hacer para darte de alta en Hacienda y en Seguridad Social.

Cómo te puedes dar de alta en Hacienda

Si la actividad profesional autónoma que realizarás requerirá el uso de un local, el primer paso será gestionar la licencia de apertura. Dadas las circunstancias, es probable que prefieras tramitar la licencia de actividad exprés. 

Una vez obtenida dicha licencia, ahora necesitarás obtener la declaración censal (Modelo 36 o 37). De acuerdo a la actividad laboral que realizarás, deberás elegir el epígrafe IAE, teniendo en cuenta que probablemente sea necesario que elijas más de un epígrafe. Si la actividad laboral autónoma implica comprar o vender a otros autónomos residentes en Europa deberás darte de alta en el ROI. Y en un orden de ideas similar, si vas a exportar o importar algunos artículos, deberás gestionar la alta en DUA.

Para proporcionarle todos los datos necesarios a Hacienda deberás contar con los datos de local en el cual realizarás la actividad autónoma. Esto, por supuesto, incluye los permisos municipales, como la licencia de apertura. Pero si trabajarás desde tu casa deberás calcular los metros cuadrados que utilizarás con este fin y si es propia o rentada.

Ahora bien, con el fin de facilitarte la gestión tributaria, es muy recomendable que trámites tu certificado digital, pues así podrás hacer uso de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.

Cómo puedes darte de alta en Seguridad Social.

Hay quienes dicen que basta con darse de alta en Hacienda. Pero lo recomendable es que también te des de alta en Seguridad Social, pues así obtienes los beneficios correspondientes.

Para que puedas realizar este trámite deberás usar el modelo TA 0521. En este elegirás tu Código Nacional de Actividades Económicas junto con tu base de cotización. Si esta es la primera vez que te das de alta como autónomo puedes elegir una tarifa plana. Sin embargo, debes tener en cuenta que Seguridad Social tiene otras bonificaciones que quizá te resulten más benéficas. Dedica el tiempo necesario a analizar detenidamente qué es lo que más te conviene en este caso.

Ahora es tiempo que elijas tu mutua. Es importante que tengas bien claro cuál es la cobertura que te ofrece Seguridad Social por concepto de la mutua elegida. Así te asegurarás de obtener el beneficio adecuado de acuerdo a las circunstancias. 

Adicionalmente, también debes darte de alta en la Sede de Seguridad Social para que puedas realizar las gestiones necesarias vía online y al mismo tiempo puedas recibir las notificaciones pertinentes.

Como puedes notar, los trámites no son tan difíciles de realizar. Y aunque presenta ciertos retos, el beneficio bien vale la pena el esfuerzo.

Responsabilidades adquiridas con hacienda y seguridad social.

Así como al darse de alta en Hacienda y en Seguridad Social obtienes beneficios, también adquieres responsabilidades. Es bien sabido que al darse de alta en Hacienda hay que presentar declaraciones tributarias. Sin embargo, esto te pudiera parecer un proceso no tan sencillo si no estás muy inmerso en la materia, especialmente por los cálculos relacionados con el IVA.

Ahora bien, el primer paso para cumplir con tus responsabilidades adquiridas con Hacienda será emitir y recibir facturas. En este punto nos encontramos con la existencia de tres tipos de facturas, que son la simplificada, la rectificativa y la electrónica. Cada una tiene características singulares y usos específicos. Adicionalmente en caso que necesites entregar facturas a clientes europeos, deberás saber cuál es la manera correcta de hacerlo, pues difiere del resto de las facturas.

Como resultado de las facturas expedidas y recibidas se puede determinar la cantidad tributaria correspondiente a un trimestre. No solo se trata de calcular la diferencia entre el IVA pagado y el recibo, pues pueden haber amortizaciones y estímulos fiscales aplicables.

Por otro lado, están las responsabilidades adquiridas con Seguridad Social. En primer lugar, con el fin de evitar recargos, tendrás que recordar que cada fin de mes deberás realizar los pagos correspondientes a tu cuota como autónomo.  

De igual manera, deberás tener en cuenta que no todas las bajas laborales las podrás tramitar en Seguridad Social. Por ejemplo, si la baja se debe a una enfermedad común poco grave deberás acudir a tu médico. Pero en el caso de los accidentes laborales deberás acudir a tu mutua, debido a que se trata de una baja por actividad profesional. Por supuesto, para que tengas derecho a recibir las prestaciones, deberás estar al corriente con los pagos.

Sugerencias finales

Existen algunos puntos que debes recordar al darte de alta como autónomo. La primera se relaciona con las compras relacionadas con el negocio. Es preferible que las realices después de haberte dado de alta, pues así podrás deducir el IVA pagado. En caso contrario, no será posible que lo incluyas en la declaración. 

Igualmente si la actividad laboral como autónomo las realizarás desde tu casa, debes indicarlo en el modelo 036. Esto te permitirá desgravar una parte del coste de los suministros. De hecho, esa es la razón por la que debes especificar cuántos metros cuadrados usaras con el propósito de la actividad laboral autónoma. Así se podrá calcular de forma proporcional la cantidad que podrás degravar. Igualmente es importante que tomes en cuenta todas las bonificaciones adicionales que puedes recibir como autónomo por parte de la Seguridad Social.

Un aspecto importante es que a partir de principios del 2019 debes de darte de alta en Seguridad Social antes de la fecha efectiva de inicio de la actividad Autónoma registrado en el modelo 036. Lo recomendable es que realiza el trámite por lo menos dos días antes. 

Por otro lado, ten en cuenta que la tarifa plana quizá sea lo más conveniente al inicio de actividades, pues el coste es de 60 € mensuales, dando un total de 720 € anual durante el primer año como autónomo.

Finalmente es importante que conozcas todos los requerimientos con los que debes cumplir como autónomo. Esto te evitará sanciones y garantizará la permanencia de la actividad laboral autónoma que estarás desempeñando.

Leave a Reply